Hoy toca “sofing”

Hoy toca “sofing”

Acabo de llegar del hospital con el alivio de haberme librado de lo que parecía otro susto gordo.

Empecé ayer a manchar abundantemente y a sufrir dolores fuertes en la zona ovarica, que no se aliviaban con ninguna pastilla.

Esta mañana la cosa ha ido a más y he empezado a sangrar sin parar. Y cuando digo sin parar es, literalmente, sin parar.

Estaba teniendo una hemorragia en toda regla(nunca mejor dicho) y si a eso le añadimos los dolores fuertes he acabado plantandome en el hospital, después de llamar durante una hora y que comunicase continuamente.

No estaba el médico que me ve ahora pasando consulta, pero la suerte ha querido que al pasar junto a un despacho lo viese dentro y pudiese comentarle lo que me pasaba.

Al parecer lo que me pasa es bastante común después de haber sufrido un aborto, porque mi cuerpo se esta limpiando por dentro.

Me ha recetado unas pastillas para cortar la hemorragia y nolotil para el dolor. Las pastillas se llaman Amchafibrin y debo tomarme 2 cada 8 horas hasta que deje de sangrar.

También tengo que volver a tomar Progeffik a partir del día 16 del ciclo y durante 10 dias y volver a la consulta cuando me baje la regla.

image

Asi que, en esas estoy. Entre el sofá y el váter, a la espera de que me hagan efecto las pastillas.

Quiero aprovechar para daros las gracias por todo el apoyo y el cariño que me habéis enviado.

No puedo más que desearos lo mejor y mandaros un beso y un abrazo enormisimos.

Anuncios

Lo primero de todo, perdonarme que no escribiera el viernes, pero no me vi con fuerzas la verdad.

Sinceramente no se como contar esto, no se que palabras usar para describir lo que sentí o lo que siento ahora mismo…así que he decidido contarlo como lo vengo haciendo hasta ahora, tal cual iba pasando…

La consulta no fue para nada como esperaba y no solo por el hecho de que mis óvulos seguían sin responder a la medicación.

El médico me hizo la ecografía nada más llegar a la consulta y se extrañó al ver que estaba sangrando…la menstruación la había tenido la semana anterior, así que no había mucho sentido en ese sangrado.

Avisó a la enfermera para que me acompañara a urgencias del maternal y que allí me hicieran otra analítica de urgencia, le apuntó lo que pedía sin decirlo en voz alta (luego supe porque) y le dijo que se esperase allí conmigo para meterles prisa.

Estuve como unas dos horas esperando después de hacerme la analítica, con el susto en el cuerpo y sin entender que pasaba.

Solo avise a Mr. Jason, porque estaba muy asustada, me temblaba el cuerpo por el miedo. Ahora pienso que igual mi alma y mi corazón se lo imaginaban y se negaban a decírselo a mi mente porque querían retrasar el dolor todo lo posible.

Mi madre no tardó mucho en llamar, porque se extrañaba que fueran las 10:30 y aún no le hubiera dicho ni “mú”…acabé contándole que estaba esperando y que había sangrado y tal…y ella sintió miedo de que hubieran vuelto a salirme los quistes y tuvieran que operarme.

Casi a las 11 entré a la consulta y el médico me comunicó que antes de hablar conmigo quería hacerme otra eco para confirmar.

Después de hacermela me dijo que lo primero que sentía era no haberle prestado atención a la hinchazón que tenía en la zona uterina cuando me hizo la ecografía, porque la achacó a la medicación y a una menstruación que, para mí, fue muy dolorosa y más larga de lo normal.

Las palabras exactas que me dijo el medico me vienen y van y son algo borrosas ciertamente, como si quisiera borrarlas…

Vino a decirme que, por algún especie de milagro, esta Navidad pasada parece que me había quedado embarazada de forma natural, pero que la semana anterior, cuando yo pensaba que tenía la menstruación, lo había perdido.

Intento cada segundo de mi vida desde entonces olvidar la sensación de vacio y dolor que tuve en ese momento, pero no consigo que se vaya, como si de mi sombra se tratase la revivo una y otra vez y me vuelve esa ansiedad y ese dolor en el centro del pecho y en la garganta, ese dolor que te dice que si lloras se te pasará, pero tú sabes que es mentira, que no se pasa….y yo lo sé, porque lo he comprobado, porque he llorado mucho, muchísimo este fin de semana y lo sigo teniendo.

Se que puedo sacar algo bueno de esto y que más tarde me alegraré de saber que no era algo “malo” que pusiera en peligro mi vida y que el hecho de que haya pasado esto significa que, por mínima que sea, existe la posibilidad de quedarme embarazada.

Pero ahora mismo solo se me ocurren dos cosas y las dos son malas. La primera es que me da miedo el hecho de haberlo perdido y la posibilidad de que se repita. La segunda es el hecho de haberlo tenido tan tan tan cerca, sin saberlo (aunque esto lo agradezco mucho) y ya no tenerlo, ni cerca ni lejos…

El siguiente paso es tomarme de nuevo el Progeffik 200 mg durante 10 días y esperar a que me baje la regla para empezar de nuevo y con suerte conseguirlo. Si vemos que hay alguna otra complicación el consejo del médico es tomarme durante un mes la píldora anticonceptiva y empezar desde cero, lo cual me desalienta un poco más, porque en teoría con cada inseminación aumentan las posibilidades y en ese caso sería como empezar con la primera, cuando ya llevo dos…en fin, será que lo veo ahora todo muy negro y prefiero esperarme a estar más animada para pararme a pensarlo detalladamente.

Y poco más hay que pueda decir, sobretodo porque no me salen las palabras, no se que decir ni que escribir y eso no me había pasado nunca.

Sé que lo voy a superar, que esto se quedará en una horrible pesadilla en el pasado, pero ahora mismo no consigo ver cuando pasará eso. Intento llevar mi vida normal, venir a trabajar, maquillarme y ponerme mi botas favoritas, pedirle a mi madre que me haga uno de sus cocidos que me vuelven loca y centrarme en los estudios y en que Mr. Jason y yo nos queramos más que nunca. Intento que no se me note nada y, sobretodo, intento con todas mis fuerzas que mi corazón me escuche y que se le pasen las ganas de llorar, que me deje respirar un poquito desde el viernes.

Gracias por estar ahí, por apoyarme, por ayudarme y por vuestros buenos deseos. Gracias y mil veces gracias.

 

¿Hola? ¿Algún óvulo por ahí que quiera responder?

¿Hola? ¿Algún óvulo por ahí que quiera responder?

Ayer tuve una nueva consulta en la Unidad de Reproducción para valorar como habían madurado mis óvulos.

La pauta había sido la misma que en la segunda inseminación, por lo que el doctor daba por sentado que la consulta de ayer sería para “rematar la faena” y programar inseminación para el lunes.

Pero si algo me ha enseñado a mi la vida es que cuando algo puede complicarse, en mi caso, se complica…

Este médico me parece muy simpático y cariñoso, es el jefe de la unidad y según él ahora estoy en su consulta porque tiene más experiencia y confía en conseguirlo.

Como siempre, me siento en el sillón de tortura e intento ponerme todo lo cómoda que es posible, teniendo en cuenta que es más bien poco…

A ver si están crecidos de más, como la última vez y vamos a tener que pincharte de nuevo Orgalutrán. Vamos a echar un vistazo.

Orgalutrán! Ja!

El doctor esperaba que estuvieran, igual que en la anterior inseminación, en unos 18 centimetros ya…y ¿cuánto habían crecido mis chiquitines?

¡CERO PATATERO!

Ni uno solo de todos los folículos que tengo en los dos ovarios (y son un buen puñado) ha crecido ni un centímetro. No ha respondido ninguno a pesar de que llevaba inyectadas ya 475 unidades de Gonal f900.

-¿Esto es normal? (Pregunto yo, aunque sé perfectamente que no…)

-Pués la verdad es que no…que no hayan respondido ni un poco me preocupa.

-Reconozco que, a pesar de que había perdido peso, esta navidad he recuperado casi dos kilos (Ahora poner en vuestra mente al gato de shreck, pues si, así lo dije, con esos ojitos…)(Malditas mariscadas, ensaladillas, maldito vinooo!!! y maldito suchard!!!! ¬¬ Aunque repetiría ahora mismo jaja)

-Ah! Bien, hay pocas que sean sinceras y lo reconozcan..eso afecta sí, pero afectaría si hubieras cogido mucho peso, que no es el caso…y de todas formas no afecta lo suficiente como para que no hayan reaccionado nada de nada a la medicación…

Así que la consecuencia es un aumento de la medicación para las inyecciones de anoche y esta noche y mañana viernes a las 7:45 tengo que estar en la consulta para hacerme un análisis de sangre especifico de progesterona y otra hormona cuyo nombre no pillé (estaba bastante ocupada intentando no llorar por la decepción la verdad…). Después me tocará esperarme hasta que lleguen los resultados de la analítica y hacerme una nueva eco a ver que tal….

Ayer no escribí para contarlo porque estaba un poco enfadada conmigo misma, con mi cuerpo más bien. No para de pensar: ¿pero que pasa contigo? ¿no me vas a dar ni un poquito de tregua?…

Hoy estoy bastante mejor, veo las cosas de distinta manera y creo que las cosas cuando pasan, pasan por algo…quizás es que este mes tampoco es el mes correcto o no lo sé….

Ahora la verdad que solo tengo en mente a mi abuela. Nuestros peores temores se han confirmado, el cáncer ha tocado el páncreas y con otros dos órganos afectados en el cuerpo no van a darle quimioterapia, porque saben que no la soportaría. Están haciéndole pruebas porque creen que, además, se le está pasando al hígado y al riñón…en cuyo caso no van a operarla. Aunque independientemente de esto último, mi madre y mis tías no quieren operarla. Una operación para quitar el páncreas conlleva pasar, como mínimo, los tres meses posteriores entubada en la uci. Y las probabilidades que tiene de sobrevivir después son muy bajas…

Lo último que queremos es que mi abuela pase sus tres últimos meses de vida sola, entubada y entre las cuatro paredes de la uci.

Así que cada vez que me suena el móvil pues se me acelera el corazón y aprovecho en cuanto puedo para ir a verla.

De hecho en cuantito salga de la ofi tiro para el hospital y ya comeré después.

En fin, eso es todo hasta mañana que me digan buenas o malas noticias…sea lo que sea lo afrontaremos con fuerza y nos comeremos los problemas con patatas, porque el destino se empeña en ponerme piedras en el camino, pero no sabe que yo estoy dispuesta a subir montañas!!!!

Un besazo a todo el mundo!!

Minientrada

¡No me lo creo!

Parece mentira, pero si, he llamado a la consulta y me han dado cita para mañana!!!!!

Tengo que estar en la consulta a las 9:30 para la primera eco.

Yujuuu!!! Estoy ahora mismo en una pompa! No puedo creermelo.

Estaba llamando con cero ganas, con la idea de que me dirian que no había posibilidad de darme cita ni hoy ni mañana y que pasado ya sería tarde, así que para la próxima. Pués imaginaos mi sorpresa cuando me ha dicho la enfermera:

¿Es para la tercera inseminación no?. Pués mañana aquí a las 9:30 cielo y ya verás como a la tercera va la vencida. Mucha suerte cariño.

Que buenas vibraciones y que cariño transmite esta enfermera y no la que me cogió el telefono antes de Navidad.

Así que hoy vuelve a ser un lunes happy! Os deseo una maravillosa semana! 🙂

Happy-monday-beautyfresh-week

Visitas inesperadas

Visitas inesperadas

El viernes tuve una visita inesperada, una que no quería hasta el martes, pero que se adelantó y sin avisar.

Mi amiga “la roja” se adelantó 4 días y, a pesar de que estaba deseando que llegase para poder empezar canto antes con la tercera inseminación, lo cierto es que no ha podido escoger peor momento.

Y no avisó, porque no me dieron dolores, como me está pasando desde que ando con esto de la búsqueda, no noté nada hasta que vi la mancha rojiza al limpiarme…Aunque si lo noté ayer, sobretodo por la tarde-noche, cuando me dieron unos dolores insoportables, que no se me pasaban por mucha pastilla que tomase.

Lo malo no es que me fastidiase el finde, que también, sino que manché muy muy poco y ya por la tarde. Podría decirse que mi primer día de menstruación fue ayer sábado, que fue cuando realmente empecé a manchar.

¿Y cual es el problema?, seguro que os lo preguntáis.

El problema es que en la consulta de la Unidad de Reproducción solo trabajan de lunes a viernes y de 9:00 a 13:00, lo que me impide llamar para pedir cita hasta el lunes, y para entonces será mi tercer día de menstruación. Teniendo en cuenta que tienen que hacerme la primera ecografía antes del cuarto día, tendrían que darme cita para la misma mañana del lunes o el martes como mucho y soy consciente de que voy muy justa.

Parece que ya oigo a la enfermera:

No tenemos ningún hueco para hacerte la ecografía a tiempo, así que tenemos que esperar a la siguiente regla. En cuanto manches un poco me llamas, ¿vale cielo?

Y tengo que hacerme a la idea, de que ir por la Seguridad Social conlleva estos riesgos, de que este mes se me ha pasado demasiado rápido, gracias a que era Navidad, pero el mes de Enero no será así, por muchas visitas que haga a las rebajas (guiño, guiño).

No voy a engañaros, me está costando hacerme a la idea, menuda llorera me dio el viernes y me puse a insultar al váter, como si él tuviera la culpa o como si la regla pudiese oír mis desvarios:

Pero tu eres tonta o que te pasa? No podía haber sido esta mañana? Tienes que venirme a las 5 de la tarde? No sabes la manía que te tengo, estúpida, asquerosa! aagggg!!!!

En fin, mañana a primera hora llamaré y me enteraré si hay posibilidad de aprovechar este mes o tendré que resignarme a esperar otro mes y ya van casi dos años esperando.

Entre tanto, puedo contaros que mi conciencia me pudo y finalmente fui a ver a mi abuela, que no para de decir que está en las últimas, pero le han dado el alta y la han mandado a casita, porque no tiene ningún problema, más allá de la operación de cadera, no padece de azúcar, ni de la tensión, nada de nada…así que a casa. La otra abuela sigue ingresada y siguen haciéndole pruebas, pero gracias a los sueros y medicinas que le ponen está bastante mejor. Y mi madre está estupendamente, no se nota dolores ni molestias y parece que la prótesis nueva le está sentando de maravilla.

Yo tengo claro que pase lo que pase mañana no pienso rendirme, porque

rendirme no va conmigo

¿Feliz 2015?

¿Feliz 2015?

Hola mundo!!!

¿Seguís ahí? ¿Hay alguien por aquí que siga leyéndome?

Yo sigo perdida y no solo del blog, perdida de la vida…y es que se podría decir que hemos empezado el año en mi familia de culo y boca abajo.

Estos días decidí no escribir porque mi doctora me dijo que aprovechase que estas navidades no iba a pincharme para disfrutar a tope, para no privarme de nada y desconectar completamente de todo esto de la inseminación que me tenía completamente absorbida.

Lo cierto es que he estado de mejor humor y físicamente habían acabado por fin los mareos y las nauseas continuas…aprovechamos para llevarnos a mi sobrina a dormir a casa y fuimos con ella a ver la casa de Papa Noel, que me hizo a mi casi tanta ilusión como a ella sentarme en el trono! jajaja.

Aunque ahora los mareos y las nauseas vuelven a la carga desde que he vuelto a tomarme la progesterona a la espera de que la “señora de rojo” me haga la visita y empecemos por tercera, y espero que definitiva, vez!

Hasta el día 31. Ese día de nochevieja ha cambiado nuestras vidas y no precisamente para bien.

Lo primero que pasó ese día es que mi abuela paterna (esa a la que no puedo ni ver…) se rompió la cadera al caerse y la han tenido que operar de urgencia. Aún sigue ingresada en el hospital y además le ha salido una ulcera. Que esta a punto de cumplir 90 años y yo firmaría ahora mismo por llegar a cumplirlos la verdad….Pero no voy a engañaros, me siento mal…y no es porque como está ella. Es todo de conciencia, porque no llegué a preocuparme, no he ido a visitarla y no quiero hacerlo en realidad…No recuerdo la última vez que me trató bien y no me insultó por llevar el hombro destapado o por vivir en PECADO. La última vez que la vi era el día de mi cumpleaños; estaba la puerta abierta, entró, al ver la tarta preguntó y cuando le dijimos que celebrabamos mi cumpleaños me echó una mirada con los “morros apretados” y se fue. Y sin embargo me siento mal, porque se supone que a una abuela hay que quererla y preocuparse por ella e ir en estos casos al hospital a darle besitos por si acaso ya no puedes luego….y no se como callar a mi maldita conciencia.

Lo siguiente que pasó ese día es que nos robaron en la oficina. En fin, no voy a dar muchos detalles, pero el disgusto está ahí, la denuncia está puesta y no creo que recuperemos nunca jamás lo robado….

Gracias a la familia super-mega-numerosa que tenemos conseguimos pasar una Nochevieja entre risas, abrazos y muchos besos. Hacía más de 10 años que no nos juntábamos con la familia de mi madre en Navidad y hemos querido hacerlo este año en Nochevieja, el experimento bien….pero la cosa es que antes los primos no teníamos novios o maridos o hijos…y eramos muchos menos. Una cena de Nochevieja con más de 50 personas es un caos, se mire por donde se mire. Yo me divertí mucho y estuve muy happy con mis primas y sobretodo con el bebé de un mes de una de ellas, pero el próximo año paso de repetirlo! jajaja

Finalmente pensamos que quizás el nuevo año nos traería buenas noticias, en un par de meses llaman a mi madre para operarla y sale todo bien seguro…y nosotros seremos papis…venga 2015 danos alguna alegría!!!

Pues el 2015 nos contestó que “tururú!”.

Mi abuela materna se puso amarillisima y tuvieron que llevarla a urgencias…y allí está ingresada, haciéndole pruebas, porque ya tiene cáncer en varios órganos y quieren descartar que se le haya extendido al hígado.

Y es ahora cuando pensaréis, jolines chica, menudo follón! Pues esperad que no he acabado!

El viernes llamaron a mi madre, que se había quedado un hueco libre (no quiero saber porque…) y tenía que ingresar el domingo para operarla el lunes y quitarle la prótesis rota que llevaba en el páncreas.

La noche de reyes en el hospital no era algo que me apeteciese mucho la verdad, pero tenía claro que me iba a quedar yo, porque  mi hermana tiene dos niños y no iba a dejarlos despertarse el día de reyes sin su madre, lo tenía más claro que el agua. Y si hay algo bueno que sacar de todo esto es que la han llamado antes de que yo vuelva a la carga con los pinchazos y las ecografías, en cuyo caso no hubiera podido quedarme con ella para cuidarla.

Finalmente la operaron el lunes y ¡sorpresa!, la operación salió PERFECTA! Aún no puedo creerme que, dentro de todo lo malo, hayamos tenido esa suerte. Por fin un poquito de azul asomaba entre las nubes grises.

Le hicieron pruebas y tras comprobar que toleraba líquidos sin problema la mandaron a casa. Finalmente íbamos a pasar la noche de reyes en casa!!!!

Y es que yo soy de esas personas a las que le hace ilusión la magia de levantarse a escondidas a llevar los regalos bajo el árbol, fingir que no me entero cuando Mr. Jason se levanta para poner los míos y despertarlo deprisa y corriendo para ir a abrir los regalos. No es que crea en los reyes magos, es que creo en la ilusión de ese día y sueño con que no se me vaya nunca, con que coja fuerza cuando tenga hijos y se renueve cuando seamos viejitos y no nos quedé más remedio que regalarnos calcetines y calzoncillos 🙂

Finalmente mi mami está en casita, cuidándose con calditos y mucho reposo. Mis abuelas están en buenas manos allí en el hospital y confío en que lo de una sea una simple infección y que la otra no sufra mucho, porque eso no se lo deseo a nadie.

Y yo he debido ser muy muy buena porque sus majestades se han apiadado de mi y me han traído un móvil nuevo!!! Y este ni se queda pillado, ni manda mis whatsapp a quién le da la gana, ni llama o se apaga cuando quiere!! Todo un avance que el móvil me obedezca a mi y no yo a él!

Así termino, con un punto positivo, porque por muy mal que empiece a escribir, por muy mal que sea todo lo que tengo que escribir, me gustaría terminar todos y cada unos de los post arrancando una sonrisa en vuestras caras!

Solo me queda desearos un muy muy feliz año y ojalá que todos vuestros sueños se hagan realidad!