¡La edad del pavo a los 30!

¡La edad del pavo a los 30!

Buenos días de lunes mundo!!!

Hoy llevo un buen día, y eso últimamente es para celebrarlo.

Os comenté que me habían mandado la píldora anticonceptiva hasta el día 8 de Junio y  después ya empezar con el Gonal una vez que tuviera la menstruación.

Bueno, quizás es que empecé a tomarme la píldora por primera vez hace ya más de 15 años, pero no recordaba yo que me dejase el cuerpo tan loquisimo! Vamos a sumar que estoy con una alergia horrible…¡asco de primavera!

Tengo calambres, mareos y dolores continuamente y a eso hay que añadirle que estoy como en una edad del pavo constante (yo le hecho la culpa a la píldora, por si cuela)… Y soy la primera en reconocerlo que conste! Si pudiera hablarme desde fuera me mandaría a la mierda, literalmente! Estoy borde, estupidilla (por decirlo finamente) y contestona (no me callo ni una!).

Con mi chico estoy mimosa de más…le digo como unas 100 veces al día: “No me estás queriendo!” (Una frase de la que tiro yo mucho cuando le quiero pedir que vayamos a un sitio que sé que no le mola o cuando quiero que me compre algo jajajaja). Además estoy en plan gatete, restregándome todo el rato en busca de que me acaricie y me mime.

En contra de todo esto, están mis cabreos…que últimamente están al alza. Y me pillo unos rebotes enormes por tonterías de las que antes incluso me reía.

Menos mal que a mi chico todo esto no le ha pillado muy desprevenido y ha cazado los síntomas al vuelo. En los primeros días ya me intentaba relajar y, por ejemplo, el otro día discutimos (por una chorradisima de nuevo, que acabé pidiéndole perdón)  y terminé con la llorera del siglo, que parecía que se acababa el mundo y me dijo: “Necesitabas llorar y lo entiendo…ya está, ven aquí y relájate, ya verás como pasa rápido”… y me abrazó mientras me pasaba la mano por la espalda.

Y supe que a veces no me lo merezco, porque sabe leer mi cabeza y mi corazón mejor de lo que yo lo hago y porque sin él, todo esto no sería más que un infierno.

Como esto es un “suma y sigue”, el viernes compramos (por ganduleria, lo reconozco…) una tortilla de esas ya hechas que venden en los supermercados y…en fin, hemos pasado un fin de semana “guay” en casita visitando el baño más de lo normal.

Me he quedado debil, supongo que debido a visitar tanto el baño (que fina soy cuando quiero jaja) y achaco a eso que me duela mucho más la zona de los ovarios, hasta el punto que voy andando a veces en plan Jorobado de Notredame.

Respecto a las pastillas, he hecho, por “motu propio” una ligera modificación. La razón es que cuando fui a la farmacia y me dijeron que las pastillas de ácido folico y vitaminas, etc… que me había recetado el médico valían casi 30€, casi me caigo del susto y le dije a la chica que si valían todas lo mismo. Su respuesta fue:

El doctor te ha mandado las últimas que le ha presentado algún representante de esta marca y que le ha dejado muestras, le habrán hecho algún regalito o algo para que las recomiende y ya está…

Como ya sabéis (y sino os lo recuerdo yo, que para eso estoy) mi chico trabaja en un hospital privado y esto fue rápidamente confirmado por él, que lo ve muy a diario.

Así que me hice con unas pastillas que llevan lo mismo, pero cuestan la mitad, porque son 16 € los que me ahorro, que no es tanto, pero oye…para una cenita para los dos nos da bien y preferimos invertirlo en eso jajaja

20160606_101729
Las pastillas de ácido fólico que me recetó el médico.

Me entrego una “muestra” para que empezase a tomarlas, con una caja enorme y pensaba yo, ilusa lo sé, que iría llena, pero solo lleva 2 pastillas dentro. Me las he tomado, eso sí jajaja

labelbox_20160603_132124
¡Las que me estoy tomando!

Son mucho, muchísimo, más económicas (aproximadamente unos 15€ me costaron estas) y el efecto es el mismo, de hecho no es la primera vez que me las tomo y cada vez que lo he hecho me han recetado unas diferentes.

En la foto veis que me las tomo a media tarde con un vaso de leche (o con un zumo), porque me lo recomendó el médico, dijo que para que me acostumbrase a tomar calcio también y porque complementaría mejor las pastillas que un simple vaso de agua…

Aunque yo, para no variar, hago trampa, es leche con canela y limón, que ahora apetece mucho fresquita, a mi la leche sola no me gusta nada y, además, siendo leche, algo de calcio llevará seguro! jajaja

Y por último…

labelbox_20160603_131757
La píldora anticonceptiva que debo tomarme hasta el jueves. 

Esta dichosa pildorita es a la que culpo yo prácticamente de todos mis males y no hago otra cosa más que desear que llegue ya el jueves y no tenga que tomarla más!!!!

Así que, en esas estamos, en la cuenta atrás para terminar con las pastillas. Después cambiaremos esa cuenta atrás por otra para empezar con las inyecciones, pero pasito a pasito..

Aquí, “LA ADOLESCENTE HORMONANDO”, os doy las gracias por estar ahí y por apoyarme. Un besazo muy grande!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s