Cuando tu felicidad se compra con dinero

Cuando tu felicidad se compra con dinero

Buenos días mundo! 

Este va a ser un post triste, porque hoy voy a contaros mi mayor miedo: La posibilidad de no poder ser madre y lo cerca que estoy de que llegue a cumplirse.

Como ya os he contado, muy a nuestro pesar hemos agotado las cuatro IA´s de la seguridad social. 

No puedo explicaros la ansiedad que pasé cuando salió el cuarto negativo. Fue un cumulo de cosas lo que provocó que acabara teniendo que tomarme alguna pastillita mágica que me quitara el dolor en el pecho y que me permitiera respirar con normalidad. 

Ya os comenté que perdí a mi abuela en ese momento y eso, ya de por sí, es horrible. 

Pero es que después de nuestro último intento de inseminación se nos planteaba otro problema: ¿Larga espera para una FIV en la seguridad social o clínica privada?

Algo que no suelo leer, a pesar de leer varios blogs de mujeres con problemas de infertilidad es:

¿Como pagas un tratamiento de infertilidad cuando no tienes dinero para pagarlo?

Si, se comenta mucho el tema dinero, “Ui que caro es”, “Madremia!, ¿eso valen las inyecciones?” “Una FIV es muy cara”

Pero todos esos comentarios se quedan en nada cuando mi pareja y yo nos paramos a hacer números y vemos que no podemos….que no disponemos de una media de 7.000 € que nos puede costar una FIV (contando medicación) y que si nos metemos en un préstamo para poder pagarlo y me quedo embarazada vamos a necesitar ese dinero para el bebé…dinero que no tendré por estar pagando un préstamo que pedimos para poder ser papás.

Y sientes una desolación y una tristeza como nunca has sentido. Y la realidad te golpea en la cara. Ser padres nos está costando muchas lagrimas y mucho dolor… y ahora nos podría costar también un dinero que no tenemos.

Entonces todo el mundo te dice que no te preocupes, que seguro que hay solución, que se hará lo que se pueda… pero sabes que no es tan fácil. 

La Seguridad Social nos paga UNA ÚNICA OPORTUNIDAD de FIV, es decir, si a la primera no lo consigo, hoy por hoy, no veo más posibilidades. 

Y solo de pensarlo se me remueve todo por dentro y me vuelven a dar ganas de llorar. 

Para mi es como si me operasen del corazón y no saliese bien a la primera: “Ah, lo sentimos mucho, pero la Seguridad Social solo opera una vez por paciente!”.

Mr. J y yo no es que pasemos hambre, ¡ojo!, que estamos más o menos bien. Pero todo el mundo cuando se entera de nuestros sueldos (de mier..) nos preguntan: ¿Y como llegáis a fin de mes?. ¡Pues haciendo malabares!

Trabajar para un hospital privado, para quién no lo sepa, se traduce en un sueldo que no llega ni a mil eurista (pero ni se acerca vamos…) y si a eso le sumamos que yo trabajo en un negocio familiar y que ahora no está la cosa como para subirme el sueldo…

Mr. J me dice que no me preocupe que nuestra familia estará ahí para ayudarnos en todo lo que necesitemos. Pero eso no quita mi ansiedad…

¿De verdad es necesario que sea tan caro cumplir nuestro sueño de ser papás?

Tengo tantísimo miedo de no poder conseguirlo y todo por el maldito dinero…

El dinero no da la felicidad dicen…pero, ¿Que pasa cuando lo que más feliz puede hacerte si que se compra con dinero? 

coste-de-atención-sanitaria-jeringuilla-roja-del-corazón-en-el-dinero-euro-35444789

Anuncios