Una serie de catastróficas desdichas

Una serie de catastróficas desdichas

Buenos días.

Empiezo a escribir a las 9.50 este post, pero no se si tendré fuerza para terminarlo de una o tendré que parar para llorar y hacerlo a ratos en los que me encuentre con fuerzas.

Hoy pensaba que me iba a casa, pero no.

Antes de anoche me levanté al baño y tuvieron que venir a atenderme allí porque casi me desmayé y me dio un Sincope Vasovagal. Lo cual es muy común, pero en la situación en la que estoy lo único que consigue es aumentar mis dolores y mareos y ponerme en más peligro.

Como si fuera un avance de lo mal que iba a ir el día de ayer, eso solo fue la punta del iceberg.

Tenía pendiente un post para contaros como habían ido mis bichitos, pero ahora creo que lo mejor es contarlo ya y punto.

Finalmente solo sacaron 7 óvulos validos, el resto eran inservibles. El día 2 solo habían evolucionado 4, que siguieron con vida y tenían muy buena pinta. (Quizá más adelante me sienta con fuerzas para entrar en detalles).

El caso es que yo estoy pasándolo bastante mal aquí en el hospital y me mantenía positiva porque pensaba en mis bichitos allí esperando a que yo estuviera bien…

Hasta ayer.

Poco antes de las 10 de la mañana me llamaron de la clínica para informarme de que finalmente ninguno había seguido evolucionando después del cuarto día pero no me habían avisado antes porque dado mi estado de salud no lo consideraban oportuno. Hasta que ya vieron que tenían que llamarme para darme noticias si o si.

Ayer fue un día borroso para mi. Entre lágrimas y sueños provocados por el Lexatin.

Hoy sigo estando bastante triste y sin ganas de visitas. Pero algo mejor si estoy y supongo que cada día iré a mejor.

Mi chico dice que dado que no hemos terminado el proceso, lo lógico sería que volvieramos a empezar el proceso (después de un periodo de descanso) en la seguridad social.

Pero es que yo ahora mismo, sintiéndolo mucho lo veo todo negativo y no hago más que pensar que estoy pasando por todo esto para nada. Pensaba que tendría recompensa todo esto que estoy pasando y me merecía la pena…pero ahora que se que no….

Siento mucho no haber contestado a vuestros mensajes de apoyo. Los agradezco de corazón.

Quiero mandaros un abrazo fuerte y uno de mis besazos.

Minientrada

Finalmente ingreso hospitalario

Buenas tardes mundo!

Lo primero en mi lista de tareas es daros las gracias por preocuparos y desearme lo mejor.

Lo segundo es poneros al día.

Finalmente, como bien dice el título, me han ingresado y estaré bajo observación hospitalaria como mínimo hasta el viernes.

Al llegar al hospital me hiceron ecografias y análisis de sangre y comprobaron que ni había disminiudo la cantidad de líquido acumulada por la hiperestimulación, ni habían reducido de tamaño los ovarios.

Así que decidieron ingresarme. Siendo totalmente sincera, no tenía ni idea del riesgo que todo esto podía llevar y cuando vino la doctora a confirmarme mi ingreso no pude más que preguntarle por qué me ingresaba concretamente.

¿Es que no sabes lo que tienes?. Tienes una hiperestimulación ovárica severa y eso puede repercutir en consecuencias como una trombosis, un fallo renal o de cualquier otro órgano vital…

Desde mi estado de shock, la oí comentar que me van a pinchar en la barriga heparina (no se si se escribe así), que ya me pusieron el primer pinchazo anoche…

Hoy estoy peor, pero básicamente porque he dormido cero patatero y me duelen la espalda y los riñones…

Además me han mandado deberes: tengo que anotar en una hoja las cantidades que bebo y orino, para comprobar que orino más de lo que ingiero (señal de que estoy expulsando el líquido a través de la orina). Según el doctor, lo perfecto seria que todo el líquido de reabsorviera por la sangre y el riñon lo expulsase con la orina.

Ahora me toca esperar que la evolución vaya de forma correcta y cruzar dedos para que este fin de semana pueda pasarlo en casita.

De nuevo muchísimas gracias y un besazo muy grande.

Minientrada

Vamos a urgencias.

Acabo de llamar a la clínica y les he dicho que hoy es el quinto día desde que me hicieron la punción para quitarme los óvulos y sigo con dolores fuertes.

He pasado una noche horrible con dolores y orinando cada dos por tres. Y creo, sinceramente que esto no mejora, que va a peor cada vez.

No puedo estar más que tumbada, sentada o de pie o andando no aguanto más de 5 minutos y no puedo reirme, toser o incluso tirarme un peillo.

Me rabia cuando se me acumula la orina y me duele al orinar o al hacer de vientre.

Su respuesta ha sido que iban a hablarlo con la ginecóloga y me llamaban enseguida.

Han tardado unos 10 minutos en llamarme para confirmarme lo que yo ya me imaginaba: “Vete para el hospital, está claro que lo que te pasa no es normal y para descartar algo más es mejor que te vayas por si hay que ingresarte”.

Y para allá voy. Asustada por culpa de todo lo que he leído en internet. Cosas horribles de gente que tras la punción le han pasado cosas y les han hecho cosas mal…

Como decía mi abuela: “Que sea lo que dios quiera”.

Un besazo como siempre.

¿Feliz 2015?

¿Feliz 2015?

Hola mundo!!!

¿Seguís ahí? ¿Hay alguien por aquí que siga leyéndome?

Yo sigo perdida y no solo del blog, perdida de la vida…y es que se podría decir que hemos empezado el año en mi familia de culo y boca abajo.

Estos días decidí no escribir porque mi doctora me dijo que aprovechase que estas navidades no iba a pincharme para disfrutar a tope, para no privarme de nada y desconectar completamente de todo esto de la inseminación que me tenía completamente absorbida.

Lo cierto es que he estado de mejor humor y físicamente habían acabado por fin los mareos y las nauseas continuas…aprovechamos para llevarnos a mi sobrina a dormir a casa y fuimos con ella a ver la casa de Papa Noel, que me hizo a mi casi tanta ilusión como a ella sentarme en el trono! jajaja.

Aunque ahora los mareos y las nauseas vuelven a la carga desde que he vuelto a tomarme la progesterona a la espera de que la “señora de rojo” me haga la visita y empecemos por tercera, y espero que definitiva, vez!

Hasta el día 31. Ese día de nochevieja ha cambiado nuestras vidas y no precisamente para bien.

Lo primero que pasó ese día es que mi abuela paterna (esa a la que no puedo ni ver…) se rompió la cadera al caerse y la han tenido que operar de urgencia. Aún sigue ingresada en el hospital y además le ha salido una ulcera. Que esta a punto de cumplir 90 años y yo firmaría ahora mismo por llegar a cumplirlos la verdad….Pero no voy a engañaros, me siento mal…y no es porque como está ella. Es todo de conciencia, porque no llegué a preocuparme, no he ido a visitarla y no quiero hacerlo en realidad…No recuerdo la última vez que me trató bien y no me insultó por llevar el hombro destapado o por vivir en PECADO. La última vez que la vi era el día de mi cumpleaños; estaba la puerta abierta, entró, al ver la tarta preguntó y cuando le dijimos que celebrabamos mi cumpleaños me echó una mirada con los “morros apretados” y se fue. Y sin embargo me siento mal, porque se supone que a una abuela hay que quererla y preocuparse por ella e ir en estos casos al hospital a darle besitos por si acaso ya no puedes luego….y no se como callar a mi maldita conciencia.

Lo siguiente que pasó ese día es que nos robaron en la oficina. En fin, no voy a dar muchos detalles, pero el disgusto está ahí, la denuncia está puesta y no creo que recuperemos nunca jamás lo robado….

Gracias a la familia super-mega-numerosa que tenemos conseguimos pasar una Nochevieja entre risas, abrazos y muchos besos. Hacía más de 10 años que no nos juntábamos con la familia de mi madre en Navidad y hemos querido hacerlo este año en Nochevieja, el experimento bien….pero la cosa es que antes los primos no teníamos novios o maridos o hijos…y eramos muchos menos. Una cena de Nochevieja con más de 50 personas es un caos, se mire por donde se mire. Yo me divertí mucho y estuve muy happy con mis primas y sobretodo con el bebé de un mes de una de ellas, pero el próximo año paso de repetirlo! jajaja

Finalmente pensamos que quizás el nuevo año nos traería buenas noticias, en un par de meses llaman a mi madre para operarla y sale todo bien seguro…y nosotros seremos papis…venga 2015 danos alguna alegría!!!

Pues el 2015 nos contestó que “tururú!”.

Mi abuela materna se puso amarillisima y tuvieron que llevarla a urgencias…y allí está ingresada, haciéndole pruebas, porque ya tiene cáncer en varios órganos y quieren descartar que se le haya extendido al hígado.

Y es ahora cuando pensaréis, jolines chica, menudo follón! Pues esperad que no he acabado!

El viernes llamaron a mi madre, que se había quedado un hueco libre (no quiero saber porque…) y tenía que ingresar el domingo para operarla el lunes y quitarle la prótesis rota que llevaba en el páncreas.

La noche de reyes en el hospital no era algo que me apeteciese mucho la verdad, pero tenía claro que me iba a quedar yo, porque  mi hermana tiene dos niños y no iba a dejarlos despertarse el día de reyes sin su madre, lo tenía más claro que el agua. Y si hay algo bueno que sacar de todo esto es que la han llamado antes de que yo vuelva a la carga con los pinchazos y las ecografías, en cuyo caso no hubiera podido quedarme con ella para cuidarla.

Finalmente la operaron el lunes y ¡sorpresa!, la operación salió PERFECTA! Aún no puedo creerme que, dentro de todo lo malo, hayamos tenido esa suerte. Por fin un poquito de azul asomaba entre las nubes grises.

Le hicieron pruebas y tras comprobar que toleraba líquidos sin problema la mandaron a casa. Finalmente íbamos a pasar la noche de reyes en casa!!!!

Y es que yo soy de esas personas a las que le hace ilusión la magia de levantarse a escondidas a llevar los regalos bajo el árbol, fingir que no me entero cuando Mr. Jason se levanta para poner los míos y despertarlo deprisa y corriendo para ir a abrir los regalos. No es que crea en los reyes magos, es que creo en la ilusión de ese día y sueño con que no se me vaya nunca, con que coja fuerza cuando tenga hijos y se renueve cuando seamos viejitos y no nos quedé más remedio que regalarnos calcetines y calzoncillos 🙂

Finalmente mi mami está en casita, cuidándose con calditos y mucho reposo. Mis abuelas están en buenas manos allí en el hospital y confío en que lo de una sea una simple infección y que la otra no sufra mucho, porque eso no se lo deseo a nadie.

Y yo he debido ser muy muy buena porque sus majestades se han apiadado de mi y me han traído un móvil nuevo!!! Y este ni se queda pillado, ni manda mis whatsapp a quién le da la gana, ni llama o se apaga cuando quiere!! Todo un avance que el móvil me obedezca a mi y no yo a él!

Así termino, con un punto positivo, porque por muy mal que empiece a escribir, por muy mal que sea todo lo que tengo que escribir, me gustaría terminar todos y cada unos de los post arrancando una sonrisa en vuestras caras!

Solo me queda desearos un muy muy feliz año y ojalá que todos vuestros sueños se hagan realidad!