El ansia viva

El ansia viva

No hay frase que mejor me describa en estos momentos que la del titulo: ANSIA VIVA.

ANSIA_1

Sigue sin aparecer mi amiga, la de rojo, y eso que tiene la visita pendiente ya una semana y media. 

A consecuencia de su ausencia sigo notando cosillas, aunque no tanto como antes…

Por ejemplo, sigo sintiendo dolores muy parecidos a los menstruales, pero mucho más flojos, más como una ligera molestia por toda la zona ovárica, a veces se centra en el ovario izquierdo y a veces en el derecho, pero el rumorcico está ahí todo el tiempo. 

Han desaparecido casi todas las nauseas. Quizás un par de veces al día me viene como de repente la sensación, pero se pasa rapidísima y como si nada, cuando hace una semana era más tiempo con nauseas que sin ellas. 

Sigo teniendo ardores, aunque también más suavizados y cada vez menos. 

Lo mareos prácticamente han desaparecido y, al igual que las nauseas, llevan 3 días apareciendo un par de veces al día como mucho. 

Puedo volver a beberme mi leche con nescuik tan tranquila por las mañanas, que ya no me provoca nada y puedo comer también sin sentirme mal…

Y esta última parte es la que peor llevo…el comer… Y es que llevo unos días con un ansia viva por comer que parece que se va a acabar el mundo! Tengo hambre prácticamente a todas horas, me pongo a comer y no tengo altura, es un no parar y dónde antes me obligaba a cenar porque no me daba hambre por la noche, ahora termino y pienso que cenaría más cantidad….

Siempre he sido de dulces, pero nunca jamás me ha pasado lo que me paso el martes y es que pasé por la puerta de un dunkin donuts y fui INCAPAZ de pasar de largo. Ayer también tuve que ir a clases y al salir, de la cantina salía un olor a napolitanas de chocolate recién hechas (madremia solo de acordarme…me comería una bandeja entera por dios!!! :O jaja) y de repente empezó a dolerme la barriga y empecé a sentir como ansiedad por comerme una… 

Acabé comprando 2, una para mí y otra para Mr. J…que primero me echó la bronca por comprarla: “Cariño nos estamos pasando los dos mucho últimamente!”, pero bien que se la zampó! ¬¬ jajajaja 

Bueno tendríais que haberme visto en el coche comiéndome la napolitana, como si llevase semanas sin comer!!! Mr. J me miraba casi asustado! 

En fin, que muchas risas y tal, pero me preocupa mucho estar pasando por un proceso de ansiedad y que mi cuerpo lo esté sacando a través del hambre. Porque no es que esté muy gorda, uso una talla 42 y tengo mis michelines, pero peso más de lo que debería y esto no hace más que perjudicarme… 

A todo esto debo sumarle que ayer empecé a manchar al limpiarme con el típico moco de la ovulación…en fin, mi cuerpo loco haciendo de las suyas para no variar….

Con todo esto he perdido las pocas ilusiones que tenía de que pudiera haber sucedido un milagro y ni siquiera voy a hacerme un test. Simplemente dentro de una semana voy a tomarme mis pastillas de progesterona y esperaré que esta vez la roja si haga su aparición.

Mientras, sigo esperando que sea Noviembre para llamar a la consulta y empezar a mover cositas ya para la FIV. 

Muchas gracias a todo el mundo por vuestro apoyo y vuestros ánimos! 

Anuncios
Y yo con mis miedos…

Y yo con mis miedos…

Buenos días mundo,

Hace unos días os contaba que según mis cálculos la menstruación debía visitarme el lunes 12 de octubre. También es cierto que el día 5 la doctora me dijo que tenía pinta de que se me iba a retrasar, porque no veía ni por asomo que una menstruación estuviera cerca…

Lo último que os dije era que estaba manchando un poco el día 8 y que no entendía de dónde venía eso que yo califico “mini-menstruación”. 

El caso es que manché jueves 8 y viernes 9 y ya, punto. No llegó a ser un sangrado abundante, porque con un salvaslip me bastaba. 

Ahora viene la parte que me tiene agobiada…

El lunes pasado, tal como predijo la doctora, la menstruación no hizo su aparición y a día de hoy sigue sin hacerla. 

¿He estado entonces bien? ¡Para nada!

El martes empecé con dolores que yo califico como “dolores menstruales”, porque son muy muy similares. Entonces empecé a decirle a mi Mr. J: “me va a bajar la regla en cualquier momento…lo noto ya…”.

Y así llevo desde el martes…

Pero el viernes empezó a empeorar la cosa con unas nauseas horribles, como se dice donde yo vivo: que por nadie pase de verdad lo digo. Arcadas, eructos muy desagradables (y más si, como yo, trabajas de cara al publico…suerte tuve de no echarle ninguno a la cara a nadie) y ardores mortales. 

El mismo viernes iba con unos amigos en el coche y tuve que pedir que pararan porque pensaba que ¡por fin! iba a vomitar…pero no, falsa alarma como todo el día. Que horrible sensación pensar que si vomitaba me quedaba en la gloria, pero no llegaba….

El sábado a penas pude desayunar mi leche con nescuik (en eso no quiero madurar…a mi mi nescuik que no me lo quiten jaja) y desde entonces le doy dos tragos y me dan arcadas, incluyo esta mañana. 

Y esto es un suma y sigue, porque tanto el sábado como el domingo a medio de comer tuve que parar porque de repente pensar en meterme otro bocado más de comida hacía que se me revolvieran hasta las entrañas…

Esto de tener hambre y que al imaginarme la comida solo piense en echarlo todo…pues muy agradable no es…

Mi super mami ya esta con la mosca en la oreja y lanzando puntillas del tipo: “Madremia que vas a estar preñada….hazte un test que verás…”

Y os juro que tengo sentimientos encontrados…porque no se si siento cosas o es que quiero sentirlas. Me encuentro el cuerpo muy raro, mucha pesadez, mucho cansancio, a parte de los síntomas que ya os he dicho (ni que decir de las nauseas que tengo en este mismo momento).

Pero tengo miedo, mucho mucho miedo de hacerme ilusiones y pegarme el batacazo. 

Ayer Mr. J me preguntaba: ¿Tú crees que puedes estar embarazada?. Y mi respuesta fue: No quiero creerlo, por miedo a equivocarme, me da miedo solo pensar en la posibilidad y que empiecen a crecer ilusiones en mi…Aunque en el fondo creo que alguna ilusión puede que ya me haya hecho.

No tengo remedio. No sé si hacerle caso a mi cabeza sensata o a mi corazón, que es menos sensato y está lleno de ilusiones. 

No tengo ni idea de que hacer. No sé, de verdad, que paso seguir ahora. Si hacer como si nada, tomarme dentro de unos días mi progesterona y llamar en noviembre a la consulta para empezar todo, ignorando lo que me está pasando ahora mismo. 

¿Es normal mi ansiedad o soy muy paranoica? ¿Que haríais en mi caso?

¡Help please! 

tumblr_inline_n2becbwGId1rn4b0m

Segundas opiniones siempre fueron buenas

Segundas opiniones siempre fueron buenas

Buenos días!

Como todos sabeis el lunes 5 de Octubre tenía cita con una ginecologa para pedir una segunda opinión y lo cierto es que salí bastante contenta.

segunda-opinion-medica

¡Una foto muy acorde para nosotras!

No me han hecho ninguna prueba nueva ni me la van a hacer, pero me sentí tranquila de que alguien que entiende verdaderamente de esto me escuchara atentamente y contestase mis dudas.

Después de leer los informes y todo lo que he podido llevarle que ya tengo de la Unidad de Reproducción Asistida me hizo una ecografía intravaginal y me preguntó que cuando debería bajarme la menstruación, le dije que el lunes 12, a lo que me contestó ella que tenía pinta de que no me iba a bajar o se me iba a retrasar claramente, porque estoy en una fase 1. 

Mi menstruación como siempre a su bola…para que pararme a pensarlo ya…a pesar de tomarme la progesterona, “ella” es independiente y aparece cuando y cuanto quiere. 

No pudo verme muy bien el ovario izquierdo porque dice que tenía el útero algo inflamado y en el derecho se veían claramente unos 12 chiquitines acumulados, a la espera de que alguien les ayude a madurar (oye madurar ya de una vez! Inmaduros!!!!).

Me dijo que ella ve claramente que sí ha sido todo cuestión de probabilidad. Yo le dije que estaba asustada de perder lo que podría ser mi única oportunidad de FIV porque tuviera algo más y no haberlo visto antes y le comenté lo que le pasaba a mi amiga (que sus trompas mataban los bichitos de su marido y tal…)

Escúchame es normal que estés asustada en tu caso, no te sientas mal por haber venido, porque aunque te vayas con los mismos datos con los que has venido, si te vas tranquila será tiempo “bien perdido”.

¿No os había dicho ya que esta doctora es maravillosa? 

Me explicó que lo que le pasa a mi amiga es que su moco es muy ácido, pero que para esos casos está la FIV, que no cree que yo tenga eso, pero que me puedo quedar tranquila, porque en esos casos la FIV es lo más recomendado y yo ya voy a hacermela.

Le dije lo del sangrado varias veces al mes y me dijo que en ovario poliquistico era normal. 

Si faltase más tiempo para hacerte la FIV yo te recomendaría que tomaras la anticonceptiva al menos 3 meses para regular un poco y empezar desde cero. Pero si te la van a hacer en enero enseguida empezarás con pruebas y demás y para un mes lo veo un poco tontería, no va a llegar a hacerte nada…

Así que no me queda otra que aguantarme con mi desajustado cuerpo….

Pero claro, esta mañana mi cuerpo ha vuelto a decirme: ¡Eh! Se te olvida que yo voy a mi bola tia! 

Hace una hora más o menos he empezado a manchar con un color marrón. Y es raro, porque cuando me va a venir la menstruación empiezo con dolores un par de días antes y solo tuve algunas molestias ayer y un poco más hoy, pero más alto del ovario esta vez, más como por la zona del apendice (a ver si voy a tener apendicitis y yo aquí de guay! jajaja)…Y  es raro porque cuando me va a venir la menstruación el primer día solo mancho al limpiarme, pero no llego a manchar nunca el salvaslip y hoy estoy manchando bien…

Y es raro, SOBRETODO, porque me hizo una ecografia vaginal hace 3 días la doctora y me dijo que, a pesar de que hacía unos días que había ovulado, no veía nada y que no tenía pinta de que me fuera a venir la menstruación. 

¿Puede alguien explicarme que locura le está pasando ahora a mi cuerpo? 

Esta claro que no voy a poder acostumbrarme nunca a que mi cuerpo vaya a su aire…. 

De momento a mi me queda esta noche la última pastilla de progesterona (de ahí que en teoría la menstruación debiera llegar el lunes), seguiré tomando mis sobres de vitaminas y ácido fólico y, como diría mi abuela, que sea lo que Dios quiera!

Se acabaron las inseminaciones…

Se acabaron las inseminaciones…

logo_inseminacionartificial2Ese es más o menos el resumen de mi situación actual.

He agotado todas las posibilidades que me financia la Seguridad Social en cuanto a inseminación artificial.

¿Porque solo financian 4 intentos?

Según los propios doctores porque en cada inseminación aumentan las probabilidades de embarazo, hasta el cuarto intento. A partir de éste las probabilidades se mantienen estables y dejan de aumentar, por lo tanto ven bastante “inútil” seguir insistiendo en algo que no da resultado.

Mi duda viene ahora en saber porque no han dado resultado ninguna de mis cuatros IA´s. Yo creo que hay algo más, que hay alguna razón para que esto pase, pero todos los médicos que me han visto (5 en total) insisten en que es solo cuestión de probabilidad.

A mi me gustaría, sinceramente, que me hicieran más pruebas, que me hagan caso jolines!!!! Que tengo miedo de que sea algo más y cuando pregunto solo recibo un seco:

Es cuestión de probabilidad

Pues yo quiero estar segura de que es solo probabilidad. Sé que hay muchas pruebas que no me han hecho, sé que hay más cosas que podría tener. Y lo sé porque tengo una conocida, cuyas trompas “mataban tanto los bichitos de su novio como los óvulos fecundados” (son palabras suyas, no mías…no preguntarme más datos porque no tengo ni ideaaaa).

Me pregunto si eso es posible que también lo tenga yo y cuando traslado mi duda al doctor su respuesta es: “No te preocupes por eso ahora, si está todo bien…” y cambia de tema.

Ya, pero, ¿como sabe usted que está todo bien?

Me desesperan las dudas y los miedos que tengo, así que hemos decidido consultar una segunda opinión y empezaremos por una ginecóloga privada, muy conocida aquí, que ya me vio este verano y con la que tengo cita el día 5 de Octubre (por privado y fijaos la espera que tiene!).

He tenido desajustes con la menstruación todo el verano, menstruaciones muy cortas o muy largas o dobles en el mismo mes, así que me pedí cita  para la primera semana de septiembre con la ginecologa a través del seguro privado que tenemos con sanitas. 

De esa cita saqué varias conclusiones. 

1ª: Que esa doctora tampoco ve muy normal que si mi principal problema es que no ovulo, en 4 IA´s no haya conseguido el embarazo. 

2ª: Que tengo el útero y el cuello uterino grande. ¿Que implica esto? Según la doctora no es tan raro, solo que, tengo todas las papeletas para ser, en el futuro (espero que próximo) de esas embarazadas que parece que llevan quintillizos…SOCORRO!

La doctora me dijo que parecía todo perfecto, que tengo mogollón de folículos chiquitines a la espera, pero que poco más podía decirme con una ecografía, que no supiera yo ya. 

No pudo ser más cariñosa la verdad, ni más atenta. Y eso, a estas alturas se agradece tanto.

Ahora solo nos queda esperar una vez más…de momento yo sigo con mi progesterona y unos sobres de vitaminas que me ha mandado esta doctora (ahora no recuerdo como se llaman, en el próximo post os lo diré seguro!)

En el próximo post os diré cual es el siguiente paso a seguir!

Muchas gracias por estar ahí.

Un beso enorme!

Menudo jaleo…

Menudo jaleo…

mujer-enojada ¿Veis esa mujer de la foto? Pues no habría podido encontrar una foto que me describiese mejor a mí en estos momentos….

Así me tiene mi cuerpo, ¡¡¡¡hasta el moño de tanto jaleo!!!!

Desde la segunda semana del mes de Julio hasta hoy puedo contar hasta 5 menstruaciones.

Como se dice en mi pueblo: ¡Toma del frasco carrasco!

En teoría estoy tomando mi progesterona desde el día 16 hasta el 26 de cada ciclo, ya que si no la tomase dejaría de tener la menstruación por culpa de mi SOP, pero mi cuerpo me está volviendo loca.
El día 28 de agosto empecé con la menstruación, cuando debería haber empezado el día 1 de septiembre. Y esta semana ha vuelto a hacerme una visita. Y no es que digas: “Estoy manchando un poquito, igual es por la ovulación”… es un sangrado fuerte, oscuro, abundante y ¡doloroso!. Menudos retortijones en toda la zona baja de la barriga.

Ya hablé con la doctora y me dijo que tomase mi progesterona según mi calendario y que no hiciese caso a las menstruaciones intermedias, pero me está resultando difícil de sobrellevarlo la verdad, con tantos dolores y tanto descontrol…y tanto “cortarollos” en la cama.

Al final me he decantado por pedir cita en la ginecóloga y que me diga de una vez que está pasándome. Como, según mi experiencia los médicos de la seguridad social pasan un poquito de mi, me he ido a pedir cita a una ginecóloga privada muy buena, pero tan buena que me han dado la cita para el 5 de Octubre.

De momento seguiré preguntándome:

¿Es que mi cuerpo no puede comportarse medio normal por una vez en mi vida?

Lo primero de todo, perdonarme que no escribiera el viernes, pero no me vi con fuerzas la verdad.

Sinceramente no se como contar esto, no se que palabras usar para describir lo que sentí o lo que siento ahora mismo…así que he decidido contarlo como lo vengo haciendo hasta ahora, tal cual iba pasando…

La consulta no fue para nada como esperaba y no solo por el hecho de que mis óvulos seguían sin responder a la medicación.

El médico me hizo la ecografía nada más llegar a la consulta y se extrañó al ver que estaba sangrando…la menstruación la había tenido la semana anterior, así que no había mucho sentido en ese sangrado.

Avisó a la enfermera para que me acompañara a urgencias del maternal y que allí me hicieran otra analítica de urgencia, le apuntó lo que pedía sin decirlo en voz alta (luego supe porque) y le dijo que se esperase allí conmigo para meterles prisa.

Estuve como unas dos horas esperando después de hacerme la analítica, con el susto en el cuerpo y sin entender que pasaba.

Solo avise a Mr. Jason, porque estaba muy asustada, me temblaba el cuerpo por el miedo. Ahora pienso que igual mi alma y mi corazón se lo imaginaban y se negaban a decírselo a mi mente porque querían retrasar el dolor todo lo posible.

Mi madre no tardó mucho en llamar, porque se extrañaba que fueran las 10:30 y aún no le hubiera dicho ni “mú”…acabé contándole que estaba esperando y que había sangrado y tal…y ella sintió miedo de que hubieran vuelto a salirme los quistes y tuvieran que operarme.

Casi a las 11 entré a la consulta y el médico me comunicó que antes de hablar conmigo quería hacerme otra eco para confirmar.

Después de hacermela me dijo que lo primero que sentía era no haberle prestado atención a la hinchazón que tenía en la zona uterina cuando me hizo la ecografía, porque la achacó a la medicación y a una menstruación que, para mí, fue muy dolorosa y más larga de lo normal.

Las palabras exactas que me dijo el medico me vienen y van y son algo borrosas ciertamente, como si quisiera borrarlas…

Vino a decirme que, por algún especie de milagro, esta Navidad pasada parece que me había quedado embarazada de forma natural, pero que la semana anterior, cuando yo pensaba que tenía la menstruación, lo había perdido.

Intento cada segundo de mi vida desde entonces olvidar la sensación de vacio y dolor que tuve en ese momento, pero no consigo que se vaya, como si de mi sombra se tratase la revivo una y otra vez y me vuelve esa ansiedad y ese dolor en el centro del pecho y en la garganta, ese dolor que te dice que si lloras se te pasará, pero tú sabes que es mentira, que no se pasa….y yo lo sé, porque lo he comprobado, porque he llorado mucho, muchísimo este fin de semana y lo sigo teniendo.

Se que puedo sacar algo bueno de esto y que más tarde me alegraré de saber que no era algo “malo” que pusiera en peligro mi vida y que el hecho de que haya pasado esto significa que, por mínima que sea, existe la posibilidad de quedarme embarazada.

Pero ahora mismo solo se me ocurren dos cosas y las dos son malas. La primera es que me da miedo el hecho de haberlo perdido y la posibilidad de que se repita. La segunda es el hecho de haberlo tenido tan tan tan cerca, sin saberlo (aunque esto lo agradezco mucho) y ya no tenerlo, ni cerca ni lejos…

El siguiente paso es tomarme de nuevo el Progeffik 200 mg durante 10 días y esperar a que me baje la regla para empezar de nuevo y con suerte conseguirlo. Si vemos que hay alguna otra complicación el consejo del médico es tomarme durante un mes la píldora anticonceptiva y empezar desde cero, lo cual me desalienta un poco más, porque en teoría con cada inseminación aumentan las posibilidades y en ese caso sería como empezar con la primera, cuando ya llevo dos…en fin, será que lo veo ahora todo muy negro y prefiero esperarme a estar más animada para pararme a pensarlo detalladamente.

Y poco más hay que pueda decir, sobretodo porque no me salen las palabras, no se que decir ni que escribir y eso no me había pasado nunca.

Sé que lo voy a superar, que esto se quedará en una horrible pesadilla en el pasado, pero ahora mismo no consigo ver cuando pasará eso. Intento llevar mi vida normal, venir a trabajar, maquillarme y ponerme mi botas favoritas, pedirle a mi madre que me haga uno de sus cocidos que me vuelven loca y centrarme en los estudios y en que Mr. Jason y yo nos queramos más que nunca. Intento que no se me note nada y, sobretodo, intento con todas mis fuerzas que mi corazón me escuche y que se le pasen las ganas de llorar, que me deje respirar un poquito desde el viernes.

Gracias por estar ahí, por apoyarme, por ayudarme y por vuestros buenos deseos. Gracias y mil veces gracias.

 

Visitas inesperadas

Visitas inesperadas

El viernes tuve una visita inesperada, una que no quería hasta el martes, pero que se adelantó y sin avisar.

Mi amiga “la roja” se adelantó 4 días y, a pesar de que estaba deseando que llegase para poder empezar canto antes con la tercera inseminación, lo cierto es que no ha podido escoger peor momento.

Y no avisó, porque no me dieron dolores, como me está pasando desde que ando con esto de la búsqueda, no noté nada hasta que vi la mancha rojiza al limpiarme…Aunque si lo noté ayer, sobretodo por la tarde-noche, cuando me dieron unos dolores insoportables, que no se me pasaban por mucha pastilla que tomase.

Lo malo no es que me fastidiase el finde, que también, sino que manché muy muy poco y ya por la tarde. Podría decirse que mi primer día de menstruación fue ayer sábado, que fue cuando realmente empecé a manchar.

¿Y cual es el problema?, seguro que os lo preguntáis.

El problema es que en la consulta de la Unidad de Reproducción solo trabajan de lunes a viernes y de 9:00 a 13:00, lo que me impide llamar para pedir cita hasta el lunes, y para entonces será mi tercer día de menstruación. Teniendo en cuenta que tienen que hacerme la primera ecografía antes del cuarto día, tendrían que darme cita para la misma mañana del lunes o el martes como mucho y soy consciente de que voy muy justa.

Parece que ya oigo a la enfermera:

No tenemos ningún hueco para hacerte la ecografía a tiempo, así que tenemos que esperar a la siguiente regla. En cuanto manches un poco me llamas, ¿vale cielo?

Y tengo que hacerme a la idea, de que ir por la Seguridad Social conlleva estos riesgos, de que este mes se me ha pasado demasiado rápido, gracias a que era Navidad, pero el mes de Enero no será así, por muchas visitas que haga a las rebajas (guiño, guiño).

No voy a engañaros, me está costando hacerme a la idea, menuda llorera me dio el viernes y me puse a insultar al váter, como si él tuviera la culpa o como si la regla pudiese oír mis desvarios:

Pero tu eres tonta o que te pasa? No podía haber sido esta mañana? Tienes que venirme a las 5 de la tarde? No sabes la manía que te tengo, estúpida, asquerosa! aagggg!!!!

En fin, mañana a primera hora llamaré y me enteraré si hay posibilidad de aprovechar este mes o tendré que resignarme a esperar otro mes y ya van casi dos años esperando.

Entre tanto, puedo contaros que mi conciencia me pudo y finalmente fui a ver a mi abuela, que no para de decir que está en las últimas, pero le han dado el alta y la han mandado a casita, porque no tiene ningún problema, más allá de la operación de cadera, no padece de azúcar, ni de la tensión, nada de nada…así que a casa. La otra abuela sigue ingresada y siguen haciéndole pruebas, pero gracias a los sueros y medicinas que le ponen está bastante mejor. Y mi madre está estupendamente, no se nota dolores ni molestias y parece que la prótesis nueva le está sentando de maravilla.

Yo tengo claro que pase lo que pase mañana no pienso rendirme, porque

rendirme no va conmigo